Qué hace un Community Manager (y qué no)

El auge imparable de las redes sociales, ha hecho que empresas y autónomos se vuelquen en crear sus perfiles en las principales redes, con la idea de darse a conocer y vender sus productos o servicios

Bien, ya tenemos nuestros perfiles en Facebook, Twitter e Instagram… y ahora ¿quien va a publicar y tener la constancia y hacer el seguimiento? ¿a quien le colgamos el “sambenito” de ser Community Manager?

Muchas empresas dirigen la mirada al departamento comercial o en el peor de los casos al sufrido empleado que “lleva los temas de internet o informática”.

Antes de tomar una decisión incorrecta, tenemos que tener claro cuales son las funciones de un Community Manager, y lo más importante, no solaparlas con las que debe hacer un departamento de marketing.

Funciones del Community Manager

 
  1. Establece, administra y gestiona comunidades online. Una comunidad en línea es un grupo de personas que tienen intereses, pasatiempos o gustos comunes y se encuentran en algún lugar de Internet. El lugar virtual puede ser cualquier red social, foro, grupo de correo electrónico, chat, etc.
  2. Busca contenido original y apropiado para la comunidad o red social que gestiona. Usa el tono más adecuado, según la red, para ser compartido en el momento adecuado.
  3. Construye relaciones estables con sus seguidores. Es considerado con ellos, resuelve necesidades, y transmite problemas al departamento adecuado. El objetivo es convertir a los usuarios fieles, en nuestros prescriptores de productos o servicios.
  4. Controla y monitorea la calidad de las menciones en Internet, relacionadas con la marca que representa. Debe evaluar las interacciones: mantener una misma línea y criterio si son positivas; y si son mediocres o negativas, entonces cambiar lo antes posible el criterio en las publicaciones.
  5. Preparar informes frecuentes sobre la actividad en redes sociales.
  6. Redactar artículos para el blog corporativo que serán fuente para las publicaciones en las RRSS, siempre siguiendo las directrices de la estrategia definida previamente.

Qué no debe hacer el Community Manager

 
  1. Definir la estrategia que será la base de la comunidad virtual.
  2. Definir y segmentar la audiencia a la que queremos dirigirnos.
  3. Realizar estudios de mercado.
  4. Gestionar la crisis de reputación de marca. Él, será el primero en identificarla e intentar solucionarla, pero si su tamaño aumenta, debe contactar al administrador de redes sociales o en su defecto la gerencia.
  5. Interpretar los datos del informe de monitorización de la red. Tampoco analiza la efectividad de las políticas definidas ni hacer recomendaciones de cambios (trabajo que si debe hacer el administrador de las redes sociales).
  6. Y por supuesto, un community manager: ni diseña páginas web, ni las actualiza, ni instalar aplicaciones en los equipos informáticos, ni edita videos corporativos, envía correos electrónicos masivos, ni diseña banners, etc.

Así pues, queda claro que el trabajo de Community Manager es complejo y tiene unas tareas reservadas que son clave para entender y darle efectividad a las redes sociales de una empresa.

Ser CM no es solo publicar un post con una frase ingeniosa o una foto bonita en nuestra cuenta de Instagram. Sin la formación específica de un profesional con experiencia en el sector, el objetivo fundamental de las RRSS -que es el de darse a conocer e incrementar las ventas- no será posible.